La lección

— ¡Caramba! — decía yo—; ha pasado ya media hora y no he aprendido aún la lección. Y abro precipitadamente un libro terrible que se titula Tablas de logaritmos ...

Abuelos

Jorge miraba fascinado las manos que plegaban la hoja de papel amarillo. Le parecía imposible que los dedos gruesos y chatos de Jaime, el abuelo de su amigo Alf...

La carta

Para entrar en la habitación, su madre tuvo que hacer un esfuerzo extra. Por detrás de la puerta se amontonaba la ropa tirada que impedía el libre acceso al int...